X
Uso de Cookies
SLG Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.
Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
El valor está en hacer deporte
OPINIÓN • 10/04/2015
El valor está en hacer deporte, porque es una conducta saludable, pero sobre todo en ser capaces de divertirse y relacionarse con los amigos. Lo demás no importa. Como padre o madre tiene que tener en cuenta que es un modelo de conducta para su hijo y para sus compañeros de equipo. A nuestros hijos les gusta sentirse orgullosos de nosotros y, en cambio, lo pasan terriblemente mal cuando se les avergüenza. Y nuestra forma de comportarnos debe de ser ejemplar, tanto dentro como fuera del deporte, para que facilite el aprendizaje de una serie de valores que acompañan al deporte.
Noticia
¿Qué nos determina, naturaleza o cultura?
OPINIÓN • 17/04/2015
“¿Quiénes somos?”. Inmediatamente, la luz habrá reflejado estas dos palabras (que tiempo atrás yo mismo he escrito) en tu retina, y las células fotosensibles que pueblan esta zona de tu globo ocular la habrán transformado en un impulso nervioso que ha viajado a través de tus neuronas con... [ + ]
Noticia
Decálogo para familias de niños y adolescentes con móvil o tablet nueva
OPINIÓN • 06/05/2015
Muchos padres y madres se plantean cuestiones como: “¿Para qué quiere una niña de 12-13 años un teléfono móvil?... ¿Y uno de 10 años o menos una tablet?”. Y lo cierto es que es una tentación planteárnoslo en estos términos, si partimos de que nosotros a su edad no necesitábamos tales aparatos. Pero tampoco necesitábamos un coche radiodirigido, ni un scalextric, ni un zoológico de los click, y los pedíamos en nuestras cartas a los Reyes Magos o en nuestros cumpleaños. Estamos hablando de un regalo, no de una necesidad, por lo que debemos dejar a un lado comparaciones temporales que sólo generan incomprensión.
Noticia
¿Cómo será la educación del futuro?
OPINIÓN • 05/05/2015
Podemos empezar a hablar del futuro recordando que los humanos nos diferenciamos de otros primates entre otras cosas por nuestra capacidad para proyectarnos al futuro, para hacer planes, para trazar un itinerario que nos lleve allí. Es decir, que el futuro es, en parte, producto de lo que proyectemos y seamos capaces de realizar. El lóbulo pre-frontal hace su trabajo en positivo cuando diseñamos nuestro futuro, aunque también tenemos la cruz de esta maravillosa capacidad para proyectarnos al futuro, que es la ansiedad de anticipación, representada estelarmente por los –cada vez más frecuentes- ataques de pánico.
Noticia
Palabras prohibidas en la comunicación con nuestros hijos (Parte 4ª)
OPINIÓN • 20/05/2016
Como explicábamos en artículos anteriores, el lenguaje condiciona nuestro pensamiento y también condiciona nuestras acciones, nuestros hijos nos modelan constantemente, por ello tenemos que ser conscientes del impacto de nuestras palabras. Constantemente decimos y pensamos cosas del tipo: debería apuntarme al gimnasio, debería hacer dieta, debería acostarme más pronto, debería llamar a mi amiga, etc. Lo que se llaman los propósitos (y no solo en Año Nuevo). ¿Te suena? Al final no hacemos ninguna, se van quedando en el olvido y lo peor de todo es que cuando nos acordamos de nuevo de ellas nos frustramos por no haberlas hecho, por ejemplo cuando vas de compras, te pruebas un pantalón y la cremallera se niega a cerrar ese espacio abismal que existe entre los dos extremos. Para transformar esto existen unas buenas preguntas: ¿Realmente lo quiero hacer? ¿Qué pasa si no lo hago? ¿Cuáles son las consecuencias? Entonces ¿quiero o no quiero? Si lo quiero, pues fecha y hora, si no lo quiero, me olvido de ello y punto pelota. Acumular muchos debería hacer que al final no hago, va a desembocar en stress y eso es lo que estoy enseñando a mis hijos con el ejemplo, a estresarse, a acumular expectativas y a no hacer ninguna. Menos expectativas y más objetivos.