X
Uso de Cookies
SLG Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Invierte en educación y (posiblemente) ganarás más

Un estudio asocia los mejores salarios y las menores tasas de desempleo a un alto nivel educativo, pero uno de cada cuatro graduados tiene un trabajo en el que su título no es necesario

REVISTA DE PRENSA • 09/10/2017

Invertir en su propia formación asegura la posibilidad de alcanzar un salario medio notablemente superior a los que no lo hacen, y esta ventaja se ha mantenido en el tiempo. Tener un alto nivel de educación hace disminuir también las probabilidades de estar en paro, aunque a menudo no evita el encontrar un trabajo cuyas tareas no requiera el nivel de formación que se posee. Estas son las principales conclusiones del informe sobre formación y mercado de trabajo, elaborado por un grupo de catedráticos y publicado por el Consejo General de Economistas.

A partir de los datos de 2002, 2006 y 2010, el informe indica que, frente a estudios primarios, la prima salarial por tener estudios secundarios obligatorios (ESO) está acotada aproximadamente entre el 8% y el 11%; de segundo nivel, entre el 38% y el 52%; la diplomatura, entre el 97% y el 110%; y la licenciatura, entre el 138% y el 159%, según el año de estudios.


Quien ha estudiado más tiene mejor salario

Para el nivel más alto –los estudios de doctorado– la prima salarial oscila entre el 141% en 2010 y el 191% en 2002. Lo que equivale a decir que estos salarios “se sitúan entre más del doble y casi el triple” que quienes no han terminado la ESO, en palabras de Oriol Escardíbul, vicerrector de la Universidad Autónoma de Barcelona y coordinador del estudio.

Si en lugar de comparar las diferencias de los distintos niveles educativos respecto a la escuela primaria, se elabora un índice en el que 100 es el salario bruto medio del conjunto de los empleados, el resultado es que la ventaja salarial de los que poseen algún título de educación superior frente a los demás se vería reafirmada. “En 2014, la media de los salarios brutos mensuales de los ocupados con una titulación de enseñanza terciaria era de unos 2.400 euros (prorrateadas las pagas extras), prácticamente un 30% superior al dato para la población empleada”, afirman, en el mismo informe, los catedráticos de la Universidad Autónoma de Barcelona Martí Parellada y Montserrat Álvarez.

El 25% de los graduados está cualificado en exceso

Más allá del sueldo que pueda llegar a ganar, uno de los problemas con lo que un titulado universitario deberá lidiar será la sobrecualificación. A finales de 2014, uno de cada cuatro graduados en el curso 2009-2010 declaraba al INE que su título no era necesario para el puesto que cubría. Este porcentaje era más alto entre los titulados en ciencias sociales y jurídicas y en artes y humanidades (32,3% y 32,1%, respectivamente) frente a los demás, o para las mujeres (27%) en comparación con los hombres (22,7%), o los egresados de universidades públicas (27%) con respecto a las privadas (15,8%).

Para mejorar la inserción laboral de los graduados, Parellada y Álvarez sugieren, entre otras soluciones, un cambio en el modelo productivo. En su opinión, es necesario “un mayor peso de los servicios basados en el conocimiento y de los sectores de alta intensidad tecnológica, en vez de servicios tradicionales, como el turismo, e industrias de tipo más tradicional, como la alimentación o el textil, con poca demanda de empleados con un alto nivel educativo”. No por casualidad, en 2015 España era el quinto país de la UE con un menor porcentaje de trabajadores entre 25 y 64 años ocupados en tareas de alta calificación (el 32,9%, frente al 40,7% de la media europea); pero estaba entre los 12 países con un porcentaje mayor de población de estas edades que poseía una titulación de nivel terciario (35,1%, cinco puntos por encima del conjunto de la UE), señalan estos economistas.


Frenar desempleo, temporalidad y paro de larga duración

Con todo, el informe destaca que, en 2015, los graduados superiores presentaban una tasa de actividad del 89,6%, ocho puntos porcentuales por encima del dato para el conjunto de la población; una tasa de ocupación del 78,5%, es decir, 14 puntos más; y una tasa de paro del 12,4%, ocho puntos menos.

Para atajar las fuertes tasas de desempleo (55,5%), de temporalidad (64,7%) y de paro de larga duración (39,4%), que golpeaban en 2013 a los jóvenes de 15 a 24 años de edad, Marta Rahona, del Departamento de Economía y Finanza Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, propone tres medidas. Por un lado, eliminar la dualidad en el mercado de trabajo, a través del contrato único indefinido cuya indemnización por despido aumente conforme el trabajador acumule antigüedad en la empresa. Por otra parte, establecer un salario mínimo juvenil, inferior al salario mínimo general. Y, por último, implementar políticas de reducción del abandono educativo prematuro, que alcanza en España un nivel doble que en la Unión Europea.


Autor: Gabriele Ferluga en elpais.com el 06/10/2017.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
Simo Educación, la enseñanza del futuro
REVISTA DE PRENSA • 27/10/2017
Las herramientas y soluciones tecnológicas al servicio de la innovación educativa serán de nuevo el foco de atención de Simo Educación 2017, la feria en la que se dará buena cuenta de que la tecnología cumple un papel fundamental como aliado de la actividad docente y la gestión de los centros. Organizada por Ifema, desde hoy y hasta el próximo viernes la feria reunirá la oferta de 231 empresas de 18 países, entre las que se encuentran las marcas líderes en innovación tecnológica, grupos editoriales, distribuidoras de tecnología para los centros educativos, así como las plataformas de gestión y de contenidos educativos, entre otros participantes. Todo ello estará recogido en el área de exposición del pabellón 12 de Feria de Madrid, en el que se podrá conocer lo último en robots interactivos, multifuncionales y emocionales, máquinas capaces de establecer vínculos afectivos con los alumnos e interactuar con ellos en el proceso de aprendizaje; así como las posibilidades de la realidad aumentada en diferentes procesos de la educación, especialmente en lo que se refiere a creación 3D.
Noticia
La metacognición, la forma definitiva que propone la ciencia para mejorar las calificaciones de los alumnos
REVISTA DE PRENSA • 23/10/2017
Solo hace falta echar un rápido vistazo a Google y darle al «enter» para encontrar infinidad de métodos, herramientas y trucos para mejorar las calificaciones. La ciencia, sin embargo, propone algo bastante más sencillo y que está al alcance de cualquiera. Es la metacognición. Su nombre da, a priori, la idea de un proceso dificultoso e inalcanzable, pero no. Se trata, simplemente, de ser conscientes de las habilidades que tenemos, y de las que no, de nuestras fortalezas y debilidades. Un estudio de la Universidad de Utah señala que aquellos estudiantes que en lugar de sobreestimar sus habilidades, conocen realmente sus capacidades, piensan sobre sus propios pensamientos tienen más posibilidades de sacar mejores notas, concretamente un 10 por ciento de mejora en la puntuación de los exámenes.
Noticia
El 65% de los empleos que ocuparán nuestros niños aún no se ha 'inventado'
REVISTA DE PRENSA • 17/10/2017
El futuro visto desde el presente siempre es esquizofrénico, lleno de voces confusas. Pensadores, gurús y (por qué no decirlo) vendedores de humo nos presentan dos escenarios antagónicos relacionados con el empleo: Armagedón o Arcadia feliz. Los primeros consideran que el desarrollo de la inteligencia artificial provocará colas de parados nunca antes vistas, mientras que los optimistas ven más trabajo, más renta y más bienestar para todos. Pero hay un punto en el que todos coinciden: los niños que hoy van a la guardería necesitarán herramientas que el sistema educativo español aún no es capaz de proveer. Si no se pone remedio, serán víctimas de un fenómeno: la obsolescencia educativa. Y el último estado de esta enfermedad es la exclusión social. La tecnología siempre es más veloz que cualquier programa gubernamental de educación. Un baile entre dos que siempre está desacompasado. En 2016, el choque entre las ofertas de trabajo de las empresas y los perfiles de candidatos creció un 29% en Europa.
Noticia
La heredera hispana de Einstein que montaba motores con 10 años
REVISTA DE PRENSA • 11/10/2017
Comparar a alguien con Einstein parece recurso de periodistas, un anzuelo mediático para atraer a lectores con referentes que todos conocemos. Sin embargo, Sabrina Gonzalez Pasterski es una heredera legítima del genial físico porque su título está avalado por la comunidad científica más reconocida. Tanto sus profesores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como los de Harvard -primera y tercera mejor universidad del mundo respectivamente- afirman que su potencial es inusitado y la consideran una de las estrellas de la física mundial. A tan halagador sobrenombre ha contribuido Stephen Hawking, el cual sigue sus investigaciones y ha hecho referencia a tres de sus trabajos.
Noticia
Este es el secreto del éxito para lo que se avecina, según el multimillonario Jack Ma
REVISTA DE PRENSA • 24/10/2017
Todo el mundo puede ser rico, solo es necesario trabajar duro y tener una actitud positiva ante los obstáculos que inevitablemente irán apareciendo. Tal es la premisa de uno de los grandes mitos del mundo moderno, el del 'self-made man' o el del hombre hecho a sí mismo, que tiene como ejemplos desde el multimillonario Aristóteles Onassis al exgobernador de California Arnold Schwarzenegger, sin olvidar muestras más cercanas como la del empresario textil Amancio Ortega. Personas comunes que provienen de una condición humilde, de la pobreza incluso, que alcanzan la gloria profesional. Si ellos lo han logrado, ¿por qué no podemos conseguirlo el resto? Algunos tachan la idea del 'self-made man' como ingenua al justificar el éxito como una consecuencia exclusiva del esfuerzo, soslayando factores tan importantes como la suerte o los allegados que han estado apoyando incondicionalmente al individuo en su ascenso.