X
Uso de Cookies
SLG Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Daito Manabe, el hombre que hacía bailar a los robots

El músico y estrella mundial de la creación digital habla en Pamplona sobre las fronteras entre arte y ciencia

Foto de Shizuo Takahashi | http://www.daito.ws
Foto de Shizuo Takahashi | http://www.daito.ws

Foto de Shizuo Takahashi | http://www.daito.ws

REVISTA DE PRENSA • 05/10/2017

Hacer danza contemporánea con robots y drones, convertir zapatillas de deporte en mezcladores de audio, traducir a música las señales eléctricas del cuerpo humano, crear gigantescos espectáculos interactivos y virtuales como el de la clausura de los Juegos de Río y montar los shows de músicos como Björk, Lang Lang o Ryuichi Sakamoto son algunas de las ocupaciones cotidianas de Daito Manabe.

Este compositor, artista digital y DJ japonés de 41 años vive en un mundo extraño en el que nada llega a ser del todo ciencia ni nada es exactamente arte… o quizá todo es ambas cosas a la vez en el alocado puzle tecnológico-creativo que propone en sus intervenciones. Y puede que eso tenga que ver con su doble titulación profesional: licenciado en Programación Sensorial Dinámica por la Academia Internacional de Medios de Comunicación y Ciencia y en Ciencias Exactas por la Universidad de la Ciencia de Tokyo. Eso, además de amante incondicional de Picasso, Éric Satie y Verdi.

“La esencia de la ciencia es resolver los problemas. Mi actividad, en cambio, consiste en plantear problemas a través de mis creaciones. ¿Si hago arte? Pienso que estoy en un lugar intermedio entre lo científico y lo artístico, pero estoy más cerca del terreno artístico, sí. Porque el arte plantea problemas, como la filosofía. Y yo no quiero resolver puzles… yo quiero crear puzles”, explicaba Daito Manabe el martes durante una conversación con este diario en el teatro del Museo de la Universidad de Navarra. Allí, y en presencia de cerca de 500 personas que le miraban y escuchaban entre fascinadas y atónitas –entre ellas, una mayoría de estudiantes- el creador japonés impartió junto con la coreógrafa y bailarina nipona Mikiko una clase magistral y proyectó algunas de sus más celebradas creaciones digital-virtuales.

Con una de ellas, Phosphere, acudió a la última edición del Festival Sonar de Barcelona: un espectáculo poético, inquietante y delirante, en suma. Todo ello poblado de espejos sincronizados, barras de luz, bailarinas, máquinas de humo, computadoras y arquitecturas algorítmicas al servicio de la danza y de la música. Un montaje que, como la mayoría de los que dirige Manabe, procede de la factoría Rhizomatiks, el estudio creado por él y otros cuatro socios en 2006 en Tokyo. Un montaje a caballo entre lo real y lo virtual, entre lo que el espectador ve y lo que cree ver.

En otro de los shows que proyectó y explicó en Pamplona, 24 drones, la presencia de las pequeñas máquinas voladoras junto a las cinco bailarinas era un ingrediente más del espectáculo. “Exigir a las máquinas que bailen es dificilísimo”, explicaba Manabe, “pero estamos perfeccionando mucho… cada vez es más difícil saber si esta o aquella coreografía la ha creado un ser humano o una máquina con un programa. Y pronto llegará un día en el que será imposible saber si el autor ha sido un hombre o una máquina”.

¿Dónde quedará, qué sentido tendrá la presencia humana cuando científicos con sensibilidad artística como Manabe logren que los robots se muevan –o piensen- como el hombre y la mujer? La estrella japonesa, el tipo que se disputan festivales y congresos de medio mundo, medita y prefiere no contestar a eso. Pero reconoce: “En el campo de la danza es más complicado, porque las máquinas de momento crean movimientos artificiales, que se ve que son artificiales. Todavía no han logrado crear movimientos que parezcan naturales, pero llegará”.

Daito Manabe llegó hace dos días a Pamplona tras 28 horas de viaje desde Japón, y tras su master class en el Museo de la Universidad de Navarra volvió a montarse en el avión rumbo a… Shanghai. Los responsables del MUN, en colaboración con la Fundación Japón, le invitaron para que contara su cruce de cables: un fantástico cruce de cables entre el arte y la ciencia; entre la música, el número y el algoritmo.


Entre la ópera y el algoritmo


Daito Manabe, ganador de un largo rosario de premios en festivales de creación digital, colabora con artistas como el compositor Ryuichi Sakamoto, el compositor y director de orquesta Andrea Battistoni (en la ópera Othello de Verdi), la cantante islandesa Björk (supervisó la producción de su espectáculo en directo Quicksand) y el pianista japonés Lang Lang. A principios de este año, Manabe firmó el montaje de Celestial Frequencies, una obra audiovisual basada en datos y algoritmos, en colaboración con el Centro Nacional de Astronomía y Astrofísica Jodrell Bank Center de la Universidad de Manchester.


Autor: Borja Hermoso en elpais.com el 04/10/2017.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
Simo Educación, la enseñanza del futuro
REVISTA DE PRENSA • 27/10/2017
Las herramientas y soluciones tecnológicas al servicio de la innovación educativa serán de nuevo el foco de atención de Simo Educación 2017, la feria en la que se dará buena cuenta de que la tecnología cumple un papel fundamental como aliado de la actividad docente y la gestión de los centros. Organizada por Ifema, desde hoy y hasta el próximo viernes la feria reunirá la oferta de 231 empresas de 18 países, entre las que se encuentran las marcas líderes en innovación tecnológica, grupos editoriales, distribuidoras de tecnología para los centros educativos, así como las plataformas de gestión y de contenidos educativos, entre otros participantes. Todo ello estará recogido en el área de exposición del pabellón 12 de Feria de Madrid, en el que se podrá conocer lo último en robots interactivos, multifuncionales y emocionales, máquinas capaces de establecer vínculos afectivos con los alumnos e interactuar con ellos en el proceso de aprendizaje; así como las posibilidades de la realidad aumentada en diferentes procesos de la educación, especialmente en lo que se refiere a creación 3D.
Noticia
El 65% de los empleos que ocuparán nuestros niños aún no se ha 'inventado'
REVISTA DE PRENSA • 17/10/2017
El futuro visto desde el presente siempre es esquizofrénico, lleno de voces confusas. Pensadores, gurús y (por qué no decirlo) vendedores de humo nos presentan dos escenarios antagónicos relacionados con el empleo: Armagedón o Arcadia feliz. Los primeros consideran que el desarrollo de la inteligencia artificial provocará colas de parados nunca antes vistas, mientras que los optimistas ven más trabajo, más renta y más bienestar para todos. Pero hay un punto en el que todos coinciden: los niños que hoy van a la guardería necesitarán herramientas que el sistema educativo español aún no es capaz de proveer. Si no se pone remedio, serán víctimas de un fenómeno: la obsolescencia educativa. Y el último estado de esta enfermedad es la exclusión social. La tecnología siempre es más veloz que cualquier programa gubernamental de educación. Un baile entre dos que siempre está desacompasado. En 2016, el choque entre las ofertas de trabajo de las empresas y los perfiles de candidatos creció un 29% en Europa.
Noticia
La metacognición, la forma definitiva que propone la ciencia para mejorar las calificaciones de los alumnos
REVISTA DE PRENSA • 23/10/2017
Solo hace falta echar un rápido vistazo a Google y darle al «enter» para encontrar infinidad de métodos, herramientas y trucos para mejorar las calificaciones. La ciencia, sin embargo, propone algo bastante más sencillo y que está al alcance de cualquiera. Es la metacognición. Su nombre da, a priori, la idea de un proceso dificultoso e inalcanzable, pero no. Se trata, simplemente, de ser conscientes de las habilidades que tenemos, y de las que no, de nuestras fortalezas y debilidades. Un estudio de la Universidad de Utah señala que aquellos estudiantes que en lugar de sobreestimar sus habilidades, conocen realmente sus capacidades, piensan sobre sus propios pensamientos tienen más posibilidades de sacar mejores notas, concretamente un 10 por ciento de mejora en la puntuación de los exámenes.
Noticia
La heredera hispana de Einstein que montaba motores con 10 años
REVISTA DE PRENSA • 11/10/2017
Comparar a alguien con Einstein parece recurso de periodistas, un anzuelo mediático para atraer a lectores con referentes que todos conocemos. Sin embargo, Sabrina Gonzalez Pasterski es una heredera legítima del genial físico porque su título está avalado por la comunidad científica más reconocida. Tanto sus profesores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como los de Harvard -primera y tercera mejor universidad del mundo respectivamente- afirman que su potencial es inusitado y la consideran una de las estrellas de la física mundial. A tan halagador sobrenombre ha contribuido Stephen Hawking, el cual sigue sus investigaciones y ha hecho referencia a tres de sus trabajos.
Noticia
"Los exámenes no sirven para nada"
REVISTA DE PRENSA • 16/10/2017
«El 'Art Thinking' transforma la educación a través del arte. Lo introduce como metodología en cualquier asignatura, ya sea enseñar Historia con Juego de Tronos, las tablas de multiplicar con canciones o Literatura con un mural. Cambiar la educación convencional por estas cinco artes: visuales, escénicas, digitales, sonoras y arquitectónicas». «Los contenidos de la escuela tradicional no tienen nada que ver con los niños y jóvenes actuales. No hay conexión entre lo que aprenden y la realidad social que están viviendo. Los libros tradicionales y convencionales ya no sirven». «El sistema educativo actual no se ajusta a la realidad social porque está basado en un modelo del pasado y no del presente. Existe un claro desajuste. Sin embargo, el arte puede volver a ajustarlo y eliminar este desfase. Es fundamental una nueva formación para el profesorado que enseñará a los profesionales del futuro».