X
Uso de Cookies
SLG Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Cinco carreras de relaciones internacionales se cuelan entre las 10 notas de corte más altas en Madrid

Se trata de dobles titulaciones que combinan estos estudios con el Derecho, la Economía o el Periodismo

REVISTA DE PRENSA • 28/08/2017

La carrera de Medicina, algunas ingenierías y titulaciones dobles de ciencias como Física y Matemáticas registran año tras año las más altas notas de corte (la calificación mínima necesaria para acceder a ellas). Sin embargo, en un mundo cada vez más global y más convulso, los estudios sobre relaciones internacionales han entrado con fuerza en ese listado: son cinco de las 10 titulaciones con mayor nota de acceso en las universidades públicas madrileñas para el curso 2017-2018, según los datos provisionales publicados por el Gobierno regional.

La nota de corte de una carrera es la calificación del alumno que ha conseguido entrar con la puntuación más baja, y sirve de guía para que el resto de estudiantes, al año siguiente, se hagan a la idea de qué van a necesitar para acceder a ese título. Se trata del más puro ejemplo del juego de equilibrio entre oferta (cuantas menos plazas, más difícil) y demanda (cuantos más alumnos soliciten su entrada, también más complicado) en el que, en caso de disputa, gana la mejor nota.

Aunque hay alguna excepción como Medicina en la Autónoma de Madrid (que ofrece 240 plazas cada año), las carreras en las que los universitarios madrileños tienen más difícil entrar suelen ser desde hace años dobles titulaciones con un número más o menos reducido de puestos libres, entre 15 y 40. Exactamente han sido 25 en el caso de Física y Matemáticas e Ingeniería Informática y Matemáticas, ambas en la Complutense, las dos carreras que en este último proceso de matriculación (y a la espera del cierre definitivo a la vuelta del verano) han registrado la nota de corte más alta; 13,667 y 13,264, respectivamente (desde la última reforma de la Selectividad, la nota de acceso de los alumnos ya no es de cero a 10, sino a 14, porque se pueden sumar hasta cuatro puntos extra haciendo varios exámenes voluntarios).

Lo que no es tan habitual es que esta vez se han colado entre las 10 primeras nada menos que cinco títulos de la rama de Ciencias Sociales y Jurídicas que, además, tienen mucho en común: Estudios Internacionales y Derecho (13,25), Estudios Internacionales y Administración de Empresas (13,186) y Estudios Internacionales y Economía en la Carlos III (que ocupan el tercero, cuarto y séptimo puesto de la lista); Derecho y Relaciones Internacionales (13,032) y Relaciones Internacionales y Periodismo (12,923) en la Rey Juan Carlos (sexto y décimo). Completan la lista de las 10 carreras de más difícil acceso este año en Madrid Medicina en la Autónoma (13,11, quinto puesto); Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto y en Ingeniería Mecánica en la Politécnica (12,950, octavo) e Ingeniería Informática y Matemáticas en la Autónoma (12,926, noveno).  


Realidades complejas

El auge de los estudios internacionales es una tendencia que no se percibe en otras comunidades, para empezar, porque es una oferta muy reciente y se concentra principalmente en Madrid, lo que, a su vez, aumenta su competitividad. En Cataluña, por ejemplo, sí hay una titulación equiparable entre las más disputadas: Estudios Globales en la Pompeu Fabra de Barcelona. Uno de sus responsables, el profesor Pablo Pareja, explica por teléfono que hay varias razones al éxito de estas carreras. "Había claramente una demanda que no estaba satisfecha y que ahora se está satisfaciendo de golpe", señala.

El profesor habla, por un lado, de un gran interés desde hace tiempo por los asuntos globales en un mundo cada vez más interconectado y más convulso, acrecentado por las amenazas terroristas, los problemas de la UE o la desasosegante política del presidente de EE UU, Donald Trump. "Muchos alumnos expresan desde el primer día su voluntad de entender algo que les supera, que les resulta muy complejo", explica. Por otro lado, también menciona las numerosas salidas que pueden tener estos estudios en los campos de la diplomacia, las ONG o las instituciones internacionales. A ello, las páginas webs de la Carlos III y la Rey Juan Carlos añaden otras opciones laborales como la estrategia corporativa de multinacionales, partidos políticos, think tanks, centros de investigación o consultorías.

La presentación de la carrera de Estudios Internacionales y Derecho de la Carlos III explica, asimismo, qué van a aprender sus alumnos, además de la parte jurídica, entre otros: el funcionamiento de la economía mundial, las posibilidades de la gobernanza global, la economía política de la pobreza y las desigualdades, el sostenimiento del Estado de bienestar, la gestión de los nacionalismos, las causas y las consecuencias de los flujos migratorios, el terrorismo internacional, el envejecimiento de la población en los países más ricos, la explotación de recursos naturales o las consecuencias económicas y políticas del cambio climático.    


Las más difíciles y las más fáciles

Por lo alto. Matemáticas y Física en la Complutense ha tenido este año la nota de corte más alta de la Comunidad de Madrid (13,667). Le siguen Ingeniería Informática y Matemáticas en la Complutense (13,264); Estudios Internacionales y Derecho (13,25) y Estudios Internacionales y Administración de Empresas (13,186) en la Carlos III; Medicina en la Autónoma (13,11); Derecho y Relaciones Internacionales en la Rey Juan Carlos (13,032); Estudios Internacionales y Economía en la Carlos III (12,999); Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto y en Ingeniería Mecánica en la Politécnica (12,950); Ingeniería Informática y Matemáticas en la Autónoma (12,926); Relaciones Internacionales y Periodismo en la Rey Juan Carlos (12,923).

Por lo bajo. En el 25% de las titulaciones que han ofrecido este año las universidades públicas madrileñas (y sus centros adscritos) se ha podido acceder sin ningún problema, es decir, que bastaba con haber aprobado con un cinco raspado. Son 145 carreras (sobre todo de la Complutense y la Rey Juan Carlos) entre las que destacan los estudios de Derecho, Administración y Dirección y Magisterio.


Autor: J. A. Aunión, publicado en elpais.com el 22/08/2017.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
"Yo estudio una ingeniería": las españolas que derriban los estereotipos machistas
REVISTA DE PRENSA • 09/01/2018
Unas llegaron con la vocación heredada de sus familias y otras porque aprendieron a rebobinar VHS antes que a leer. Estudian grados, másteres o doctorados; algunas incluso han vuelto a las aulas después de pasar por el mercado laboral. Coinciden en que hacen falta políticas de igualdad más efectivas y han sufrido el 'mansplaining' o comentarios ofensivos. Organizan talleres, charlas y conferencias para animar a futuras ingenieras que ahora están en los institutos. Las chicas también estudian ingenierías. Y muchas, además. En la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, ellas ya superan a los chicos en Ingeniería Biomédica. En el grado de Ingeniería Matemática en Ciencia de Datos están empatados, asegura la institución. Sin embargo, según explica el INE en su 'España en cifras 2017', en el curso 2015-2016 solo había un 25,5 % de estudiantes mujeres en ingeniería y arquitectura, de un total de 254.244 personas matriculadas.
Noticia
La realidad virtual en las aulas: ¿Realidad o virtual?
REVISTA DE PRENSA • 10/01/2018
Mucho se ha dicho –y escrito– sobre cómo la realidad virtual puede cambiar el modelo educativo actual. Sin ir más lejos, en este mismo espacio os contábamos hace ahora un año todo lo que la realidad virtual podría hacer algún día por la educación de los jóvenes y también por la forma de enseñar de los docentes. Casi todo se reduce a ese “algún día”. Pero resulta que ese día ha llegado. El primer y más significativo cambio que supone el uso de un ecosistema basado en la realidad virtual es que el entorno de aprendizaje pasa de ser un aula cerrada con pupitres y sillas a uno generado por ordenador –o vídeo– mucho más inmersivo cuyas experiencias sensoriales se aproximan enormemente a la realidad. Pese a que numerosos estudios han demostrado que el uso de nuevas tecnologías, como las tabletas, han aumentado el grado de atención de los alumnos y facilitado ciertas tareas, la realidad virtual se sigue viendo como una tecnología muy enfocada al ocio.
Noticia
Un profesor español que enseña con trucos de magia, entre los 50 candidatos al 'Nobel' de los profesores
REVISTA DE PRENSA • 08/01/2018
El docente español Xuxo Ruiz Domínguez es uno de los 50 preseleccionados para el premio Global Teacher Prize 2018, más conocido como el Nobel de los profesores, que está dotado con un millón de dólares, el mayor galardón existente entre su categoría. Ruiz Domínguez, que da clases de Primaria en el CEIP San Sebastián de Albaida del Aljarafe (Sevilla) es conocido por utilizar la magia y el ilusionismo como recurso didáctico en el aula para estimular a los alumnos. En su presentación a la candidatura, este profesor nacido en Cádiz señala que enseñar a los niños a hacer trucos de magia "ha mejorado las dotes comunicativas y técnicas de presentación, además de la confianza y autoestima" de sus alumnos. En febrero de 2016, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía le otorgó el Premio al Mérito Educativo por su labor innovadora en la educación. También ha escrito un libro que ha sido un éxito de ventas acerca del uso de la magia como herramienta de apoyo pedagógico y ha dado conferencias en actos de formación docente.
Noticia
Los colegios del futuro
REVISTA DE PRENSA • 10/01/2018
Yo quiero que en el futuro haya colegios que sepan apreciar todas las capacidades de sus alumnos. Que no los clasifiquen según sepan hacer mejor o peor el copia-pega de los libros a los exámenes. Que sepan distinguir un pedazo de artista de un alumno con problemas. Que se centren en todos los tipos de inteligencia, y no solo en la lógica o en la memorística. Que en vez de cortar las alas a sus alumnos se las den. Que realmente los enriquezcan. — Asís Alonso Souviron. Madrid.