X
Uso de Cookies
SLG Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

ENTREVISTA | Noriko Arai, directora del Todai Robot Project

Es el momento de hacer que nuestros niños sean más inteligentes que la inteligencia artificial

Noriko Arai quiere revolucionar el sistema educativo para que los humanos no pierdan la batalla laboral contra los robots

REVISTA DE PRENSA • 07/06/2017

Una vez al año, medio millón de estudiantes japoneses realizan el examen de acceso a la universidad, ocho pruebas tipo test. Menos del 3% lo harán suficientemente bien como para hacer la segunda parte, un examen escrito diseñado especialmente para el acceso a la Universidad de Tokio (Todai), la más prestigiosa de Japón. Noriko Arai, de 54 años, directora del Centro de Investigación para el Conocimiento en la Comunidad del Instituto Nacional de Informática y del Todai Robot Project, está trabajando en un robot que pueda aprobar todos estos exámenes para aprender las posibilidades y las limitaciones de la inteligencia artificial.

En 2013, tras dos años de Proyecto, el robot Todai sacó una nota suficientemente buena para ser admitido en 472 de 581 universidades privadas. En 2016, su nota estuvo entre el 20% de las mejores en los exámenes tipo test, y en entre el 1% de los mejores en uno de los dos exámenes de matemáticas. Además, fue capaz de escribir una redacción sobre el comercio marítimo del siglo XVII mejor que la mayoría de los estudiantes. “Tomó información del libro de texto y de Wikipedia y la combinó sin entender ni pizca”, explicó Arai durante su reciente charla TED en Vancouver. “Ni Watson, ni Siri, ni Todai Robot pueden leer. La inteligencia artificial no puede entender, solo hace como que entiende”.

Más que contenta por su robot, Arai quedó alarmada por los resultados. “¿Cómo es posible que esta máquina no inteligente lo hiciera mejor que nuestros niños?”, se preguntaba. Preocupada por el futuro laboral de las nuevas generaciones, realizó un experimento con estudiantes y descubrió que un tercio de ellos fallaron preguntas sencillas porque no leen bien, un problema que, piensa, existe en todo el mundo. “Nosotros, los humanos, podemos comprender el significado de las cosas, algo que no puede hacer la inteligencia artificial. Pero la mayoría de los estudiantes reciben conocimiento sin comprender el significado, y eso no es conocimiento, es memorización, y la inteligencia artificial puede hacer lo mismo. Debemos crear un nuevo sistema educativo”.

Pregunta: ¿Por qué decidió una matemática como usted meterse en el mundo de los robots?

Respuesta: La inteligencia artificial consiste en intentar escribir el pensamiento en lenguaje matemático. No hay otra forma para que la inteligencia artificial sea inteligente. Como matemática creo que el pensamiento no puede escribirse en el lenguaje matemático. Descartes dijo lo mismo. Mi primera impresión fue que la inteligencia artificial es imposible. Utiliza probabilidad y estadística sumada a la lógica. En el siglo XX se usaba solo la lógica, y por supuesto que no todo puede ser escrito con lógica, como los sentimientos, por ejemplo. Ahora están usando estadística, imitando el pasado para ver cómo actuar cuando encontremos cosas nuevas.

Quedé estupefacta al ver que el robot escribió una redacción mejor que la mayoría de los estudiantes

P. No le gusta cuando la gente dice que la inteligencia artificial podría conquistar el mundo...

R. Estoy harta de esa imagen, por eso decidí crear un robot muy inteligente, utilizando lo último en investigación para ver sus limitaciones. Watson de IBM y Google Car, por ejemplo, tienden a mostrar solo las cosas buenas. Nosotros queremos mostrarlo todo. También lo que no es capaz de hacer.

P. Al intentar mejorar la inteligencia artificial, usted vio que había que mejorar la educación.

R. Sabía que mi robot era ininteligente, cargado de conocimientos que no sabe cómo usar correctamente porque no entiende el significado. Quedé estupefacta al ver que este robot que no es inteligente escribió una redacción mejor que la mayoría de los estudiantes. Así que decidí investigar lo que estaba ocurriendo en el mundo humano. Estaría más contenta si hubiera descubierto que la inteligencia artificial adelantó a los estudiantes porque es mejor en memorizar y computar, pero ese no era el caso. El robot no comprende el significado, pero tampoco la mayoría de los estudiantes.

P. ¿Cree usted que el problema es que dependemos tanto de Siri y Google para resolver nuestras dudas que por eso no procesamos la información bien?

R. Estamos analizando el porqué. Algo que podemos ver es que antes todo el mundo leía el periódico, incluso la gente pobre. Pero ahora la mayoría de las parejas jóvenes no leen el diario porque lo tienen en su teléfono. No compran libros porque la mayoría de las historias están en blogs. No tienen calendario o hasta reloj en casa porque lo tienen en el teléfono. Los niños se crían sin números ni letras en su ambiente. Y también tienden a tener conversaciones en mensajes de texto muy cortos. Tienen menos oportunidades de leer, creo.

P. Parte del proyecto Todai es ver qué tipo de trabajos la inteligencia artificial podría quitarle a los humanos.

Cuando la inteligencia artificial llega a una sociedad se lleva muchos trabajos, incluidos los puestos de banqueros o analistas

R. En Japón, antes, todo el mundo era clase media, no había gente muy rica, ni gente muy pobre. Pero cuando la inteligencia artificial llega a una sociedad se lleva muchos trabajos, incluidos los puestos de banqueros o analistas. Quienes pierden su trabajo por culpa de la inteligencia artificial puede que no encuentren otro en mucho tiempo. Quizás haya trabajos como corregir los errores cometidos por la inteligencia artificial, trabajos muy duros y más insignificantes que nunca, como en Tiempos Modernos de Chaplin. Alguien con talento, creativo, inteligente, determinado, bueno en la lectura y la escritura, tendrá más oportunidades que nunca porque incluso si nació en un pueblo, mientras tenga acceso a Internet dispondrá de mucha información para aprender gratuitamente y llegar a hacerse millonario. Es mucho más fácil comenzar un negocio que en el siglo XX. Pero alguien que no tiene ese tipo de inteligencia, probablemente se quede atrapado entre las multitudes. Lo que pasa es que todos tienen derecho a voto, y, en ese sentido, somos todos iguales. Si cada vez hay más y más gente que se siente atrapada y solo la gente inteligente gana dinero, y los utiliza para ganar más dinero, pensarán mal de la sociedad, odiarán a la sociedad, y las consecuencias las sufriremos todos, en todo el mundo.

P. ¿Cuál piensa que es la solución?

R. Ahora es el momento de hacer que nuestros niños sean más inteligentes que la inteligencia artificial. He inaugurado el Instituto de Investigación de la Ciencia para la Educación este mes para investigar cuántos estudiantes tienen malos hábitos de lectura y escritura, y por qué, y ver cómo podemos ayudarles a modificar esos hábitos para que puedan adelantar al robot usando su poderío humano. Me gustaría que estuviéramos como en Japón de los años setenta, cuando todo el mundo era de clase media, todos nos ayudábamos y no necesitábamos más dinero del que somos capaces de gastar en nuestra vida. Todo el mundo debería estar bien educado, saber leer y escribir, pero no solo el significado literal. Todos deberíamos aprender con profundidad, leer con profundidad para poder mantener nuestro trabajo.



Autor: Isaac Hernández, publicado por elpais.com el 06/06/2017.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
Simo Educación, la enseñanza del futuro
REVISTA DE PRENSA • 27/10/2017
Las herramientas y soluciones tecnológicas al servicio de la innovación educativa serán de nuevo el foco de atención de Simo Educación 2017, la feria en la que se dará buena cuenta de que la tecnología cumple un papel fundamental como aliado de la actividad docente y la gestión de los centros. Organizada por Ifema, desde hoy y hasta el próximo viernes la feria reunirá la oferta de 231 empresas de 18 países, entre las que se encuentran las marcas líderes en innovación tecnológica, grupos editoriales, distribuidoras de tecnología para los centros educativos, así como las plataformas de gestión y de contenidos educativos, entre otros participantes. Todo ello estará recogido en el área de exposición del pabellón 12 de Feria de Madrid, en el que se podrá conocer lo último en robots interactivos, multifuncionales y emocionales, máquinas capaces de establecer vínculos afectivos con los alumnos e interactuar con ellos en el proceso de aprendizaje; así como las posibilidades de la realidad aumentada en diferentes procesos de la educación, especialmente en lo que se refiere a creación 3D.
Noticia
La metacognición, la forma definitiva que propone la ciencia para mejorar las calificaciones de los alumnos
REVISTA DE PRENSA • 23/10/2017
Solo hace falta echar un rápido vistazo a Google y darle al «enter» para encontrar infinidad de métodos, herramientas y trucos para mejorar las calificaciones. La ciencia, sin embargo, propone algo bastante más sencillo y que está al alcance de cualquiera. Es la metacognición. Su nombre da, a priori, la idea de un proceso dificultoso e inalcanzable, pero no. Se trata, simplemente, de ser conscientes de las habilidades que tenemos, y de las que no, de nuestras fortalezas y debilidades. Un estudio de la Universidad de Utah señala que aquellos estudiantes que en lugar de sobreestimar sus habilidades, conocen realmente sus capacidades, piensan sobre sus propios pensamientos tienen más posibilidades de sacar mejores notas, concretamente un 10 por ciento de mejora en la puntuación de los exámenes.
Noticia
El 65% de los empleos que ocuparán nuestros niños aún no se ha 'inventado'
REVISTA DE PRENSA • 17/10/2017
El futuro visto desde el presente siempre es esquizofrénico, lleno de voces confusas. Pensadores, gurús y (por qué no decirlo) vendedores de humo nos presentan dos escenarios antagónicos relacionados con el empleo: Armagedón o Arcadia feliz. Los primeros consideran que el desarrollo de la inteligencia artificial provocará colas de parados nunca antes vistas, mientras que los optimistas ven más trabajo, más renta y más bienestar para todos. Pero hay un punto en el que todos coinciden: los niños que hoy van a la guardería necesitarán herramientas que el sistema educativo español aún no es capaz de proveer. Si no se pone remedio, serán víctimas de un fenómeno: la obsolescencia educativa. Y el último estado de esta enfermedad es la exclusión social. La tecnología siempre es más veloz que cualquier programa gubernamental de educación. Un baile entre dos que siempre está desacompasado. En 2016, el choque entre las ofertas de trabajo de las empresas y los perfiles de candidatos creció un 29% en Europa.
Noticia
La heredera hispana de Einstein que montaba motores con 10 años
REVISTA DE PRENSA • 11/10/2017
Comparar a alguien con Einstein parece recurso de periodistas, un anzuelo mediático para atraer a lectores con referentes que todos conocemos. Sin embargo, Sabrina Gonzalez Pasterski es una heredera legítima del genial físico porque su título está avalado por la comunidad científica más reconocida. Tanto sus profesores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como los de Harvard -primera y tercera mejor universidad del mundo respectivamente- afirman que su potencial es inusitado y la consideran una de las estrellas de la física mundial. A tan halagador sobrenombre ha contribuido Stephen Hawking, el cual sigue sus investigaciones y ha hecho referencia a tres de sus trabajos.
Noticia
Este es el secreto del éxito para lo que se avecina, según el multimillonario Jack Ma
REVISTA DE PRENSA • 24/10/2017
Todo el mundo puede ser rico, solo es necesario trabajar duro y tener una actitud positiva ante los obstáculos que inevitablemente irán apareciendo. Tal es la premisa de uno de los grandes mitos del mundo moderno, el del 'self-made man' o el del hombre hecho a sí mismo, que tiene como ejemplos desde el multimillonario Aristóteles Onassis al exgobernador de California Arnold Schwarzenegger, sin olvidar muestras más cercanas como la del empresario textil Amancio Ortega. Personas comunes que provienen de una condición humilde, de la pobreza incluso, que alcanzan la gloria profesional. Si ellos lo han logrado, ¿por qué no podemos conseguirlo el resto? Algunos tachan la idea del 'self-made man' como ingenua al justificar el éxito como una consecuencia exclusiva del esfuerzo, soslayando factores tan importantes como la suerte o los allegados que han estado apoyando incondicionalmente al individuo en su ascenso.