X
Uso de Cookies
SLG Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Propuesta para alcanzar un pacto educativo

Marina ofrece a los partidos eliminar las cuotas de la escuela concertada

El filósofo y pedagogo envía a los políticos una propuesta para llegar a un acuerdo que incluye flexibilizar las contrataciones de la pública.

REVISTA DE PRENSA • 08/09/2016

La educación en España es una cuerda a punto de romperse de la que la tiran a la vez la izquierda y la derecha generando enfrentamientos irreconciliables con posturas contrapuestas. La equidad choca contra la excelencia, la laicidad contra la religiosidad, lo público contra lo privado, lo autonómico contra lo centralizado... Y así no hay forma de entenderse. El filósofo y educador José Antonio Marina cree que esa cuerda puede aflojarse en ciertos puntos y que se puede ceder sin que haya que renunciar a unos principios.

Por eso se puso a estudiar acuerdos de otros países, intentos de consenso fallidos y todos esos asuntos conflictivos -lo que él llama «tensiones no resueltas»- que hasta ahora han impedido un Pacto de Estado por la Educación. De todo ello ha sacado un documento, Papeles para un pacto educativo, con 13 ideas en 134 páginas que, según cuenta a EL MUNDO, ha enviado a los partidos políticos para «facilitar y acelerar» el acercamiento entre ellos y «desbloquear la situación». Éstas son sus soluciones a las cuestiones más espinosas de la educación española, propuestas que ofrece como bases para alcanzar el pacto:

Los conciertos

Marina propone que los centros concertados sólo puedan estar gestionados por entidades sin ánimo de lucro y que sean «absolutamente gratuitos». Lo que plantea, por tanto, es quitar la cuota voluntaria que se cobra a las familias y que en algunos casos se convierte en obligatoria, restringiendo el acceso de muchas familias a este tipo de educación.

«La ley dice que la enseñanza debe ser gratuita y que los servicios que se presten no pueden tener finalidad lucrativa. Lo que ocurre es que una mala gestión de los conciertos ha dado lugar a disfunciones que hay que corregir. Bastaría con dejar de hacer la vista gorda. Insistir en el carácter no lucrativo de los centros concertados eliminaría muchas de las reticencias hacia ellos», sostiene.

La asignatura de Religión

Entre la escuela laica que reclama la izquierda y el «derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos» que defiende la derecha, Marina ve «aconsejable» que en los currículos de la enseñanza obligatoria haya «alguna asignatura en la que se estudie la experiencia religiosa y su importancia en la historia de la humanidad».

Una posibilidad es que forme parte dentro de un área de conocimiento titulada Historia de las Culturas. En 4º de la ESO, esa Historia de las Culturas podría dedicarse a Religión de forma «monográfica», una asignatura que sería evaluable y contaría para la media, como ahora.

También podría estudiarse que los centros incluyeran dentro de sus proyectos educativos, a demanda de los padres, unas enseñanzas confesionales que serían voluntarias y no evaluables, «bien fuera del horario escolar o permitiéndoles una ampliación de este horario».

Actualmente, los alumnos pueden elegir entre Religión y su alternativa de Valores en todos los cursos de Primaria y la ESO. La Lomce estableció que contaran para la media y, por tanto, para pedir becas, algo que no ocurría desde hace décadas y que ha generado mucha controversia.

Las competencias

Las competencias educativas son de las autonomías, pero el Estado debe vertebrar el sistema. El Gobierno estatal y los autonómicos siempre están peleando por lo suyo como el perro y el gato. Marina propone que las CCAA «tengan mayor libertad para realizar su proyecto educativo» y dar a los centros «más autonomía» en la planificación curricular, en la gestión del personal y en la gestión económica. A cambio, deberán rendir cuentas: una parte variable de sus presupuestos dependerá de sus proyectos educativos.

Los fichajes

En la tensión existente entre la participación democrática en la gestión de los centros y la profesionalización de la dirección, Marina apuesta por crear un cuerpo de directores con un equipo «muy competente y emprendedor». Para ello, los directores de la escuela pública podrán «determinar las características de las plazas que resultaran vacantes en su centro». Esto significa, en la práctica, acabar con el sistema funcionarial. «Esta posibilidad está ya en la Ley de Educación catalana», argumenta.

Excelencia con equidad

El filósofo sostiene que un sistema educativo «debe ser capaz» de aunar la «calidad» que reivindica la derecha con la «equidad» que propugna la izquierda facilitando «el desarrollo educativo de cada uno de los alumnos»; dotándole de «las herramientas necesarias para su futuro»; «fomentando comportamientos cívicos»;«facilitando su inserción en el mundo del trabajo»; promoviendo «la igualdad de oportunidades»; apostando por «la educación inclusiva que cuide de cada alumno individualmente»; limitando «el impacto de la procedencia socieconómica sobre la educación», y «evaluando el mérito».

¿Cómo pactar?

Marina propone que el Rey inicie el pacto y se cree un equipo con «personas cualificadas» que cuente con la participación de los agentes sociales y que en seis meses presente a las Cortes una esquema del pacto. De ahí saldría una nueva ley educativa «con propósito de duración» en el tiempo.


Autora: Olga R. Sanmartín, publicado por elmundo.es el 07/09/2016



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
"Yo estudio una ingeniería": las españolas que derriban los estereotipos machistas
REVISTA DE PRENSA • 09/01/2018
Unas llegaron con la vocación heredada de sus familias y otras porque aprendieron a rebobinar VHS antes que a leer. Estudian grados, másteres o doctorados; algunas incluso han vuelto a las aulas después de pasar por el mercado laboral. Coinciden en que hacen falta políticas de igualdad más efectivas y han sufrido el 'mansplaining' o comentarios ofensivos. Organizan talleres, charlas y conferencias para animar a futuras ingenieras que ahora están en los institutos. Las chicas también estudian ingenierías. Y muchas, además. En la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, ellas ya superan a los chicos en Ingeniería Biomédica. En el grado de Ingeniería Matemática en Ciencia de Datos están empatados, asegura la institución. Sin embargo, según explica el INE en su 'España en cifras 2017', en el curso 2015-2016 solo había un 25,5 % de estudiantes mujeres en ingeniería y arquitectura, de un total de 254.244 personas matriculadas.
Noticia
Se buscan perfiles futuristas. ¡Contratado!
REVISTA DE PRENSA • 18/12/2017
“Hijo, ¿qué vas a ser de mayor?”. Hace poco era sencillo responder. Profesora, médica, actor, futbolista…. Hoy, si el chico está bien informado, puede dejar congelados a sus padres al pronunciar profesiones como la de controlador aéreo de drones, conductor de nanorobots, meteopolicía, ingeniero smart factory… No son oficios de videojuego, son una tendencia realista. Lo dejaba claro el último Foro de Davos: el 65% de los niños de hoy trabajará en profesiones que no existen o apenas empiezan a adivinarse. También es contundente el Observatorio para el Empleo en la Era Digital: el 80% de los jóvenes españoles entre 20 y 30 años que encuentre empleo en el futuro próximo ejercerá profesiones recién nacidas o aún en gestación. La mamá de casi todas ellas: la revolución digital. Por lo tanto los millennials y los generación Z con formación de calidad en tecnología no tendrán ningún problema para encontrar trabajo.
Noticia
The Future of Coding in Schools
REVISTA DE PRENSA • 18/12/2017
For more than three decades, Mitch Resnick has immersed himself in educational technology and innovative learning models. Now a professor at the MIT Media Lab, and a co-creator of the popular Scratch programming language, Resnick remains a tireless advocate for student-centered education, collaborative learning environments, and the idea that coding is a form of literacy. His new book, Lifelong Kindergarten: Cultivating Creativity Through Projects, Passion, Peers, and Play, is a look at our current educational moment. “Roughly two-thirds of grade school students will end up doing work that hasn’t been invented yet,” Resnick contends, hinting at the emerging worlds of artificial intelligence, self-driving cars, and “smart” houses. How do we prepare today’s students to meet that challenge? We talked with Resnick about the importance of coding in our school system, his thoughts on the changing roles of teachers, and new ways to engage students—and assess their work.
Noticia
La realidad virtual en las aulas: ¿Realidad o virtual?
REVISTA DE PRENSA • 10/01/2018
Mucho se ha dicho –y escrito– sobre cómo la realidad virtual puede cambiar el modelo educativo actual. Sin ir más lejos, en este mismo espacio os contábamos hace ahora un año todo lo que la realidad virtual podría hacer algún día por la educación de los jóvenes y también por la forma de enseñar de los docentes. Casi todo se reduce a ese “algún día”. Pero resulta que ese día ha llegado. El primer y más significativo cambio que supone el uso de un ecosistema basado en la realidad virtual es que el entorno de aprendizaje pasa de ser un aula cerrada con pupitres y sillas a uno generado por ordenador –o vídeo– mucho más inmersivo cuyas experiencias sensoriales se aproximan enormemente a la realidad. Pese a que numerosos estudios han demostrado que el uso de nuevas tecnologías, como las tabletas, han aumentado el grado de atención de los alumnos y facilitado ciertas tareas, la realidad virtual se sigue viendo como una tecnología muy enfocada al ocio.
Noticia
Un profesor español que enseña con trucos de magia, entre los 50 candidatos al 'Nobel' de los profesores
REVISTA DE PRENSA • 08/01/2018
El docente español Xuxo Ruiz Domínguez es uno de los 50 preseleccionados para el premio Global Teacher Prize 2018, más conocido como el Nobel de los profesores, que está dotado con un millón de dólares, el mayor galardón existente entre su categoría. Ruiz Domínguez, que da clases de Primaria en el CEIP San Sebastián de Albaida del Aljarafe (Sevilla) es conocido por utilizar la magia y el ilusionismo como recurso didáctico en el aula para estimular a los alumnos. En su presentación a la candidatura, este profesor nacido en Cádiz señala que enseñar a los niños a hacer trucos de magia "ha mejorado las dotes comunicativas y técnicas de presentación, además de la confianza y autoestima" de sus alumnos. En febrero de 2016, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía le otorgó el Premio al Mérito Educativo por su labor innovadora en la educación. También ha escrito un libro que ha sido un éxito de ventas acerca del uso de la magia como herramienta de apoyo pedagógico y ha dado conferencias en actos de formación docente.