X
Uso de Cookies
SLG Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

CONCAPA, a favor de los deberes y de los exámenes escolares de junio y septiembre

EDUCACIÓN • 28/09/2015

Para la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), que representa a más de tres millones de familias, los deberes escolares resultan imprescindibles para fijar y asentar las materias explicadas en clase, si bien es preciso que se coordinen adecuadamente entre los profesores, y que sean graduados y proporcionados a las edades, potencialidades y necesidades de los alumnos.

Los deberes –el estudio- ayudan a crear hábitos de trabajo, estimulan el aprendizaje y fortalecen las capacidades de razonamiento y memoria, pero también deben permitir  que el alumno disponga de tiempo libre para descansar y poder realizar actividades familiares, culturales, deportivas y de ocio, según recalca esta organización en un comunicado que ha distribuido hoy.

CONCAPA considera que el esfuerzo y el "indispensable estudio personal, mediante la realización de ejercicios y memorización, resultan imprescindibles y la supresión de los deberes sólo traería una peor formación del alumno. La implicación de las familias en la educación resulta vital para alentar el estudio, y estimular y animar en el aprendizaje diario".

"Los deberes deben poder realizarse personalmente, sin la ayuda de terceros –padres o profesores particulares- porque lo contrario evidencia que en clase no se ha explicado correctamente la materia o que el alumno no ha prestado suficiente atención, problemas que las familias deben poner en conocimiento del centro para su correcta solución", precisa la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos.

"Hoy que, lamentablemente, como consecuencia de las presiones de algunos sindicatos de profesores, se está imponiendo en muchos centros la jornada continua –con niños con déficit de sueño que terminan agotados al final de la mañana- no se puede argumentar que los alumnos no disponen de tiempo para hacer los deberes en el hogar", resalta CONCAPA en su comunicado.

La indicada organización se pronuncia asimismo en relación con la pretensión de que la segunda convocatoria de exámenes se produzca a mitad de julio o a finales del mes de junio: "estamos en contra de esta propuesta, abogando porque vuelvan a plantearse a principios del mes de septiembre. Resulta obvio que el alumno que, tras nueve meses de curso ha suspendido más de una asignatura, no puede aprenderlas correctamente en tan sólo quince días, que habitualmente terminan con un falso aprobado –con consecuencias en el curso próximo por falta de base- o con la repetición de curso".

En cualquier debate relacionado con la educación debe primar el interés del alumno sobre cualquier otro, subrayan desde CONCAPA, que defiende que se cumpla íntegramente el calendario escolar –en la actualidad termina en la primera decena de junio, para dar tiempo a la segunda ronda de exámenes a final de mes- para que los alumnos dispongan de todos los días establecidos para el estudio del curso en el que están matriculados.

"Y para aquéllos alumnos que no aprueben en junio, debemos darles las mayores posibilidades racionales de estudio para que puedan presentarse en septiembre, aunque esto pueda suponer en el caso de 2º de Bachillerato que la universidad comience su primer curso más tarde y suponga las inevitables molestias familiares", manifiestan desde la Confederación Católica, para la que, "finalmente, se hace preciso establecer un calendario de vacaciones escolares repartido con mayor racionalidad distribuyendo mejor los períodos de descanso".

"Estos temas –libros de texto, deberes, jornada continua, distribución de vacaciones, fracaso escolar, etc.-, recurrentes todos los años a principios de curso, al igual que la necesaria revisión y modificación de los currículos objeto de estudio para adaptarlos al siglo XXI, deberían ser objeto de ese Pacto Social por la Educación que constantemente solicita la comunidad educativa sin que nadie emprenda la tarea de su formulación", concluye el comunicado de CONCAPA.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
Educación destinará 318 millones de euros para acciones de refuerzo y mejora de la calidad educativa
EDUCACIÓN • 19/04/2018
El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 propone 318 millones de euros para acciones relacionadas con el refuerzo y atención de las necesidades específicas de los estudiantes y la mejora de la calidad educativa, sobre todo en la Educación Secundaria. Así se desprende del proyecto de Presupuestos Generales del Estado que ha presentado esta tarde el secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados. En Formación Profesional, se propone una dotación de 46,6 millones de euros en total para la realización de acciones de mejora de la calidad de la Formación Profesional (8,6 millones), impulso a la Formación Profesional Dual (23,7 millones en total), evaluación y acreditación de las competencias profesionales (4,5 millones) y formación, perfeccionamiento y movilidad del profesorado de FP (9,8 millones).
Noticia
Marcial Marín resalta la importancia de la Neurociencia durante las primeras etapas del aprendizaje
EDUCACIÓN • 17/04/2018
El secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín, ha señalado la importancia que tiene la Neurociencia en las primeras etapas del aprendizaje infantil, principalmente entre los 0 y los 6 años. Así lo ha dicho en la inauguración del I Congreso de Educación Infantil y Neurociencia que organiza el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, centrado en esta etapa de la educación, donde ha asegurado que “el desarrollo del cerebro es un proceso permanente, pero que alcanza su mayor crecimiento durante la primera infancia”. De esta forma, ha situado en ese momento en el que tenemos que “aprovechar para que los escolares reciban una adecuada estimulación y así alcanzar la mejor experiencia”.