X
Uso de Cookies
SLG Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Practicar cálculo y dictado, ¿antigualla o panacea?

Francia recuperará estas dos competencias para el curso 2016-2017

REVISTA DE PRENSA • 25/09/2015

Las reformas educativas siempre son un tema sensible. El último país en hacer una reforma en ese sentido ha sido Francia. Y entre los cambios que entrarán en vigor en el próximo curso de 2016-17 destacan la vuelta a los dictados, ejercicios de cálculo mental y lecturas diarias entre los 6 y 11 años, lo que correspondería a la escuela primaria española.

Pero, ¿qué se hace en España en este sentido? En nuestro país, tanto una como otra competencia están previstas por ley. De hecho, el artículo 16 de la LOMCE dice que entre los principios generales de Educación Primaria es facilitar a los alumnos los aprendizajes de la expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, y el cálculo... mientras que en el artículo 17 se habla de las competencias matemáticas básicas, así como la resolución de problemas que requieran la realización de operaciones mentales de cálculo, conocimientos geométricos y estimaciones, así como su aplicación a situaciones de la vida cotidiana.

A juicio de Joaquín Almela Martínez, director del Colegio Tajamar, en España estos temas se han trabajado siempre bastante, y son, además, «fundamentales». «Son automatismos que tienen que dominar los chicos para poder triunfar en el sistema educativo. La lectura, el cálculo y la ortografía les perseguirá durante toda su etapa estudiantil. Además, estructuran muy bien la cabeza y ayudan en el aprendizaje posterior de otras asignaturas o materias más complejas». Lo corrobora el presidente de la Asociación de Profesores de Secundaria (APS) de Navarra, Alberto Royo. A su juicio, y respeto al cálculo mental, «no debería ser siquiera necesario defender el aprendizaje de los números y el cálculo numérico como algo de vital importancia durante la formación y también en la vida cotidiana».

En relación con este asunto se suele objetar, prosigue Royo, «que un alumno no necesita aprender la tabla de multiplicar porque puede usar la calculadora, despreciando así la importancia de ejercitar la memoria, la concentración o la atención, conceptos estos también hostiles para el pedagogo posmoderno». Pero no se trata tanto, añade este profesor, «de hasta dónde puede llegar un alumno mediante el cálculo mental. No hablamos de competitividad o de prepararlos para un concurso televisivo sino precisamente de los beneficios que proporciona su práctica, del provecho que se obtiene de toda aquella actividad que estimula y favorece el ejercicio intelectual». Pilar Montero, profesora de Secundaria en un IES de la periferia de Madrid y autora del libro «Está ardiendo una papelera» cuenta una anécdota personal de su experiencia como docente: «No soy una experta en cálculo mental, pero me encanta. En todos los exámenes sumo de cabeza los decimales obtenidos en cada pregunta por el alumno. Y en el 90% de las ocasiones en la que los alumnos me dicen calculadora en mano que me he equivocado al sumar, siempre tengo yo razón».

«La letra con sangre entra»

En cuanto al dictado, el presidente de la asociación de profesores de Secundaria (APS) asegura que «practicar dictados, copiar faltas de ortografía en un cuaderno para fijarlas en la memoria y no cometer más los mismos errores es «fundamental», a la vez que se pregunta en voz alta «si de veras puede alguien repudiar el empleo de esta herramienta con un mínimo de seriedad y con argumentos consistentes». Para este docente, «tan obsesionados estamos con facilitarlo todo, con apostar por el aprendizaje divertido, como si todo pudiera aprenderse de forma placentera, como si el esfuerzo solo pudiera desarrollarse previa motivación, como si el hecho de aprender algo que uno no sabe no fuera suficiente incentivo, tan interesados en confundir de manera intencionada la ejercitación de hábitos indispensables como la manida frase de "la letra con sangre entra", tan innovadores queremos ser... que terminamos desechando lo que la tradición tiene de positivo».

Para el presidente de la asociación de profesores de Secundaria (APS) se está pidiendo al docente «que innove, que empatice, que entretenga, que motive...cuando lo que se le debe exigir es que sepa expresarse, transmitir, dictar, entonar para que esta entonación se refleje en la puntuación y los alumnos aprendan a usarla correctamente... cuando un alumno copia un dictado y lo corrige en clase, casi sin querer ha leído el texto tres veces. No solo ha trabajado la ortografía sino que también ha comprendido el significado de las palabras, ha favorecido la caligrafía... El dictado por ejemplo puede dar pie después a una redacción que el propio alumno puede continuar para practicar la coherencia en la escritura».

La única pega que le pondría a este tema la autora de Está ardiendo una papelera es la falta de tiempo para la práctica del dictado en nuestro país. «Los profesores de Lengua y Literatura estamos sometidos a currículos y programas que no han cambiado desde que yo era alumna, y que pretenden que los alumnos de ESO sean filólogos, así es que nos vemos obligados a enseñar el complemento predicativo y el régimen preposicional, los morfemas flexivos y derivativos, y no queda apenas tiempo para el dictado, que algunos profesores, por lo demás, consideran una antigualla».


Autora: Carlota Fominaya - Publicado por ABC.es el 25/09/2015


Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
"Yo estudio una ingeniería": las españolas que derriban los estereotipos machistas
REVISTA DE PRENSA • 09/01/2018
Unas llegaron con la vocación heredada de sus familias y otras porque aprendieron a rebobinar VHS antes que a leer. Estudian grados, másteres o doctorados; algunas incluso han vuelto a las aulas después de pasar por el mercado laboral. Coinciden en que hacen falta políticas de igualdad más efectivas y han sufrido el 'mansplaining' o comentarios ofensivos. Organizan talleres, charlas y conferencias para animar a futuras ingenieras que ahora están en los institutos. Las chicas también estudian ingenierías. Y muchas, además. En la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, ellas ya superan a los chicos en Ingeniería Biomédica. En el grado de Ingeniería Matemática en Ciencia de Datos están empatados, asegura la institución. Sin embargo, según explica el INE en su 'España en cifras 2017', en el curso 2015-2016 solo había un 25,5 % de estudiantes mujeres en ingeniería y arquitectura, de un total de 254.244 personas matriculadas.
Noticia
Se buscan perfiles futuristas. ¡Contratado!
REVISTA DE PRENSA • 18/12/2017
“Hijo, ¿qué vas a ser de mayor?”. Hace poco era sencillo responder. Profesora, médica, actor, futbolista…. Hoy, si el chico está bien informado, puede dejar congelados a sus padres al pronunciar profesiones como la de controlador aéreo de drones, conductor de nanorobots, meteopolicía, ingeniero smart factory… No son oficios de videojuego, son una tendencia realista. Lo dejaba claro el último Foro de Davos: el 65% de los niños de hoy trabajará en profesiones que no existen o apenas empiezan a adivinarse. También es contundente el Observatorio para el Empleo en la Era Digital: el 80% de los jóvenes españoles entre 20 y 30 años que encuentre empleo en el futuro próximo ejercerá profesiones recién nacidas o aún en gestación. La mamá de casi todas ellas: la revolución digital. Por lo tanto los millennials y los generación Z con formación de calidad en tecnología no tendrán ningún problema para encontrar trabajo.
Noticia
The Future of Coding in Schools
REVISTA DE PRENSA • 18/12/2017
For more than three decades, Mitch Resnick has immersed himself in educational technology and innovative learning models. Now a professor at the MIT Media Lab, and a co-creator of the popular Scratch programming language, Resnick remains a tireless advocate for student-centered education, collaborative learning environments, and the idea that coding is a form of literacy. His new book, Lifelong Kindergarten: Cultivating Creativity Through Projects, Passion, Peers, and Play, is a look at our current educational moment. “Roughly two-thirds of grade school students will end up doing work that hasn’t been invented yet,” Resnick contends, hinting at the emerging worlds of artificial intelligence, self-driving cars, and “smart” houses. How do we prepare today’s students to meet that challenge? We talked with Resnick about the importance of coding in our school system, his thoughts on the changing roles of teachers, and new ways to engage students—and assess their work.
Noticia
La realidad virtual en las aulas: ¿Realidad o virtual?
REVISTA DE PRENSA • 10/01/2018
Mucho se ha dicho –y escrito– sobre cómo la realidad virtual puede cambiar el modelo educativo actual. Sin ir más lejos, en este mismo espacio os contábamos hace ahora un año todo lo que la realidad virtual podría hacer algún día por la educación de los jóvenes y también por la forma de enseñar de los docentes. Casi todo se reduce a ese “algún día”. Pero resulta que ese día ha llegado. El primer y más significativo cambio que supone el uso de un ecosistema basado en la realidad virtual es que el entorno de aprendizaje pasa de ser un aula cerrada con pupitres y sillas a uno generado por ordenador –o vídeo– mucho más inmersivo cuyas experiencias sensoriales se aproximan enormemente a la realidad. Pese a que numerosos estudios han demostrado que el uso de nuevas tecnologías, como las tabletas, han aumentado el grado de atención de los alumnos y facilitado ciertas tareas, la realidad virtual se sigue viendo como una tecnología muy enfocada al ocio.
Noticia
Un profesor español que enseña con trucos de magia, entre los 50 candidatos al 'Nobel' de los profesores
REVISTA DE PRENSA • 08/01/2018
El docente español Xuxo Ruiz Domínguez es uno de los 50 preseleccionados para el premio Global Teacher Prize 2018, más conocido como el Nobel de los profesores, que está dotado con un millón de dólares, el mayor galardón existente entre su categoría. Ruiz Domínguez, que da clases de Primaria en el CEIP San Sebastián de Albaida del Aljarafe (Sevilla) es conocido por utilizar la magia y el ilusionismo como recurso didáctico en el aula para estimular a los alumnos. En su presentación a la candidatura, este profesor nacido en Cádiz señala que enseñar a los niños a hacer trucos de magia "ha mejorado las dotes comunicativas y técnicas de presentación, además de la confianza y autoestima" de sus alumnos. En febrero de 2016, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía le otorgó el Premio al Mérito Educativo por su labor innovadora en la educación. También ha escrito un libro que ha sido un éxito de ventas acerca del uso de la magia como herramienta de apoyo pedagógico y ha dado conferencias en actos de formación docente.